lunes, 16 de diciembre de 2013

Charla de Fano

Os dejo el vídeo de una intervención de Fano en Barcelona, dentro de la Semana Bíblica. Es sólo un extracto, pero es lo más jugoso e importante.

 

jueves, 13 de junio de 2013

Evangelio del domingo 16 de junio

Dos cosas me llaman la atención hoy de este evangelio (es lo bueno del Evangelio: cada vez te fijas en algo distinto). Por un lado, la parábola; que nos dice que sólo sintiendo el perdón de Dios en nuestros muchos pecados, su amor gratuito, permanente y tierno; podremos amar. Sólo el que sabe que a pesar de lo mal que lo hacemos a veces Dios nos mira con piedad y lo borra, puede sentirse agradecido y con un amor hacia el que perdona que no desaparece.
Otra cuestión es cómo se pone de manifiesto el papel de la mujer en la vida de Jesús. Se expresa claramente cómo las mujeres seguían a Jesús igual que los apóstoles, hasta tal punto que sus nombres aparecen aquí. No son cualquier discípulo o seguidor anónimo. Jesús siempre las tuvo muy en cuenta sin pensar que en su sociedad eran poco más que un ser humano. Con él tienen un papel privilegiado y protagonista en su actuación, sus ejemplos, en la instauración del Reino. Sigamos aprendiendo de Jesús, todavía tiene mucho que decirnos como Iglesia y como individuos.


Lectura del santo evangelio según san Lucas (7,36–8,3):

En aquel tiempo, un fariseo rogaba a Jesús que fuera a comer con él. Jesús, entrando en casa del fariseo, se recostó a la mesa. Y una mujer de la ciudad, una pecadora, al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseo, vino con un frasco de perfume y, colocándose detrás junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los pies con sus lágrimas, se los enjugaba con sus cabellos, los cubría de besos y se los ungía con el perfume. 
Al ver esto, el fariseo que lo había invitado se dijo: «Si éste fuera profeta, sabría quién es esta mujer que lo está tocando y lo que es: una pecadora.» 
Jesús tomó la palabra y le dijo: «Simón, tengo algo que decirte.» 
Él respondió: «Dímelo, maestro.» 
Jesús le dijo: «Un prestamista tenía dos deudores; uno le debía quinientos denarios y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, los perdonó a los dos. ¿Cuál de los dos lo amará más?» 
Simón contestó: «Supongo que aquel a quien le perdonó más.» 
Jesús le dijo: «Has juzgado rectamente.» 
Y, volviéndose a la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Cuando yo entré en tu casa, no me pusiste agua para los pies; ella, en cambio, me ha lavado los pies con sus lágrimas y me los ha enjugado con su pelo. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza con ungüento; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. Por eso te digo: sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor; pero al que poco se le perdona, poco ama.» 
Y a ella le dijo: «Tus pecados están perdonados.» 
Los demás convidados empezaron a decir entre sí: «¿Quién es éste, que hasta perdona pecados?» 
Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz.» 
Después de esto iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Y Fano nos dice: "Jesús viene a reparar nuestras averías"





martes, 4 de junio de 2013

Evangelio del domingo 9 de junio

Del evangelio de este domingo lo que más me sorprende no es que Jesús transgreda las leyes naturales y vuelva a la vida a un ser inerte, sino la aceptación de la gente que lo veía. Hoy día si pasara eso, sencillamente no lo creeríamos, buscaríamos el truco por todas partes y acabaríamos por desecharlo. Y es que estamos tan de lleno en sociedades que no tiene a Dios en lo cotidiano que aunque lo tuviéramos delante no lo veríamos. En la sociedad de Jesús, Dios estaba tan presente, que se sorprenden, sí; pero enseguida entienden que es obra de Dios y lo creen, alabándolo.
Deberíamos estar atentos, mirar con ojos de fe, a tantos milagros y tantas actuaciones de Dios que ocurren ante nuestras narices cada día. Para que podamos alabarlo constantemente.


Lectura del santo evangelio según san Lucas:
En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, e iban con él sus discípulos y mucho gentío.
Cuando se acercaba a la entrada de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba. Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo: «No llores.» Se acercó al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y

martes, 28 de mayo de 2013

Evangelio del domingo 2 de junio

Jesús sigue sorprendiendo con uno de los pasajes más conocidos de su vida: la multiplicación de los panes y los peces. En este pasaje, siempre una duda: ¿el milagro es la generosidad de compartir lo que se tenga aunque sea poco? o ¿Jesús se multiplica y sacia a todos los que le toman como alimento preferente de su vida? Pues, las dos cosas. Jesús se parte y se comparte constantemente saciando a todos los que le quieran.
Por otra parte, "dadles vosotros de comer" es una frase que todo cristiano debe llevar grabada a fuego en el corazón y en la mente. Debemos cubrir la necesidad física y espiritual que hay en el mundo, nos lo dijo Jesús; y poco más hay que decir al respecto porque está clarito clarito.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,11b-17):

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar al gentío del reino de Dios y curó a los que lo necesitaban. 
Caía la tarde, y los Doce se le acercaron a decirle: «Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado.» 
Él les contestó: «Dadles vosotros de comer.» 
Ellos replicaron: «No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que

viernes, 24 de mayo de 2013

Evangelio del domingo 26 de mayo

La iglesia nos muestra,  con este pasaje colocado después de Pentecostés, que una vez venido el Espíritu Santo, debemos ser diferentes, tenemos que sentirnos diferentes y actuar de manera diferente. Ahora, nos dice la iglesia, con el Espíritu recibido, podemos hacer todo lo que nos manda Jesús: amar al enemigo, dar sin esperar, no juzgar, perdonar... Si Jesús caminaba junto a todos y con todos, pero con un estilo y una forma que lo diferenciaba... ¿no debemos hacer lo mismo?

Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,27-38):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman

martes, 14 de mayo de 2013

Evangelio del domingo 19 de mayo

El Espíritu Santo tiene una fuerza imparable; estaban con las puertas cerradas, con su mente y su corazón cerrados, con miedo... y por la pequeña rendija de esperanza que había se coló en medio de ellos. Contra toda razón. Jesús no necesita ser invitado para entrar en tu corazón y llenarte de amor, paz y valentía. Simplemente entra y cambia tu vida impulsándote a salir y a contárselo a todos los que te encuentres, aunque creas que no te van a entender.
Este domingo vamos a renovar nuestro compromiso con la misión que se nos encomendó cuando nos bautizamos y confirmamos, Jesús renueva el suyo con nosotros cada día.

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,19-23):

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»

El dibujo de Fano para este domingo: "Recibamos el regalo del Espíritu Santo"





martes, 7 de mayo de 2013

Evangelio del domingo 12 de mayo

Jesús se despide este domingo de sus discípulos, diciéndoles que vayan por todos los pueblos de la tierra. Y ellos se van alegres. Pero Jesús sabe que necesitarán algo más para semejante misión y les promete que Dios los fortalecerá. Y efectivamente, poco les duraría la alegría y la fuerza.
Lo mismo nos pasa a nosotros: cuando Jesús "desaparece" de nuestra vista, las fuerzas van menguando poco a poco hasta que desaparecen. A no ser que acojamos continuamente el Espíritu Santo, porque "sin Mí nada podéis"; entonces somos capaces de las cosas más increíbles y de no desfallecer a pesar de que todo esté en contra.
Jesús no está visible, pero sí está presente en medio de nosotros. Tenemos que aprender a verlo en los demás y en tantas, tantas cosas que suceden.

Conclusión del santo evangelio según san Lucas (24,46-53):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto. Yo os enviaré lo que mi Padre ha prometido; vosotros quedaos en la ciudad, hasta que

lunes, 29 de abril de 2013

Evangelio del domingo 6 de mayo

Con la resurrección, el velo del templo se rompe, las distancias entre Dios y el hombre desaparecen; y así nos lo hace saber Jesús este domingo diciéndonos que la relación entre Él y nosotros es de amor, de confianza. Ya no se trata de un dios que ordena y de un  hombre que temeroso obedece; se trata de un hombre que viendo el amor de Dios, lo ama también y obedece por convencimiento hacia su padre.

Lectura del santo evangelio según san Juan 14,23-29):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor,

martes, 23 de abril de 2013

Evangelio del domingo 28 de abril

Después de tantas palabras, milagros y obras, Jesús a punto de irse, da un sencillo mandato: Amaos los unos    a los otros. Dios = amor, Jesús = amor, seguidores de Jesús = amor. Si queremos hacer presente, que se note a Jesús en este mundo, el primer signo, la marca es: que nos amemos unos a otros. De esta forma sabrán que somos sus seguidores y que Él está vivo.

Lectura del santo evangelio según san Juan (13,31-33a.34-35):

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en si mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos

martes, 9 de abril de 2013

Evangelio del domingo 14 de abril

Tener como dios a un Dios vivo que ha vencido la muerte, que deja atrás todo el pecado, significa que busca tu amor con insistencia aunque tú lo hayas traicionado o dado de lado. Aquí tenemos uno de los pasajes más bonitos de los evangelios. Jesús, ya resucitado, hombre de nuevo (comía y bebía), le da la oportunidad a Pedro de comenzar de nuevo después de su gran traición como amigo y como seguidor. Lo mismo hace con nosotros. Y sienta las bases de la NUEVA relación entre ambos: "¿me quieres?"; y te lo repite las veces que haga falta para que seamos conscientes de la pregunta... y de la respuesta.
Dios vuelve a nosotros, nos quiere y nos quiere a su lado para que lo acompañemos acogiendo a más y más hombres y mujeres dispuestos a "enredarse" con Él. "Sígueme"

Lectura del santo evangelio según san Juan (21,1-19):

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. 
Simón Pedro les dice: «Me voy a pescar.» 
Ellos contestan: «Vamos también nosotros contigo.» 
Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. 
Jesús les dice: «Muchachos,

jueves, 4 de abril de 2013

Evangelio del domingo 7 de abril

Tras la resurrección, Jesús empieza a dar sus últimos mensajes en cada encuentro con los discípulos. En esta ocasión, nos habla de la fe que debemos tener: ciega, sin ver; porque ya hay tantos signos... Y también nos habla de lo importante que es celebrar nuestra fe juntos. Sin esto, es difícil verlo y sentirlo.

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,19-31):

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. 
Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.» 
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. 
Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.» 
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados! quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.» 
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.» 
Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos

jueves, 28 de marzo de 2013

Este vídeo te lo explica

Este vídeo nos explica y resume muy gráficamente la historia de la salvación, por qué Dios se encarna y comparte con nosotros y sufre los sentimientos, emociones, experiencias buenas y malas, circunstancias y miserias humanas.


miércoles, 27 de marzo de 2013

Más para reflexionar

Os dejo un dibujo-esquema que ha hecho Fano para reflexionar sobre el Viernes Santo en la Pascua Joven que estamos celebrando en nuestra parroquia. Para entenderlo mejor, empezad leyendo desde la esquina superior derecha e id avanzando en el sentido de las agujas del reloj. Como siempre, una joya en A4.
Difundidlo y rezadlo porque ahí está toda nuestra creencia y nuestra fe.
Perdonad algunas erratas que hay pero, es que aunque no os lo creáis, está hecho en poquísimo tiempo.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Un vídeo para rezar y pensar

Jesús va a entrar en Jerusalén aclamado por todos y morirá sólo, traicionado, torturado... Pero hay una esperanza, un rayo de luz entre tanta oscuridad: sus palabras, su promesa de volver, de estar con nosotros hasta el final...


Entre el triunfo y la pasión - Domingo de Ramos C

(sacado de quierover.org)

Nos pide que recemos por él

El nuevo Papa Francisco ha pedido desde el primer momento que recemos por él (buena falta le va a hacer) y Fano obediente se ha puesto manos a la obra. Ha hecho un dibujo para  hacernos más fácil esa oración.
Las palabras que acompañan a su dibujo son:

"Queridos amigos, ilusionado por la alegría del nuevo Papa, os mando un dibujillo para orar por él. Nos pide mucho que oremos por él y  aquí va este dibujillo para que lo compartáis y y nos ayude a rezar.
Un abrazo. "

Patxi


lunes, 18 de marzo de 2013

Comentario al Evangelio de Pagola



ANTE EL CRUCIFICADO

            Detenido por las fuerzas de seguridad del Templo, Jesús no tiene ya duda alguna: el Padre no ha escuchado sus deseos de seguir viviendo; sus discípulos huyen buscando su propia seguridad. Está solo. Sus proyectos se desvanecen. Le espera la ejecución.
         El silencio de Jesús durante sus últimas horas es sobrecogedor. Sin embargo, los evangelistas han recogido algunas palabras suyas en la cruz. Son muy breves, pero a las primeras generaciones cristianas les ayudaban a recordar con amor y agradecimiento a Jesús crucificado.
         Lucas ha recogido las que dice mientras está siendo crucificado. Entre estremecimientos y gritos de dolor, logra pronunciar unas palabras que descubren lo que hay en su corazón: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen". Así es Jesús. Ha pedido a los suyos "amar a sus enemigos" y "rogar por sus perseguidores". Ahora es él mismo quien muere perdonando. Convierte su crucifixión en perdón.
            Esta petición al Padre por los que lo están crucificando es, ante todo, un gesto sublime de compasión y de confianza en el perdón insondable de Dios. Esta es la gran herencia de Jesús a la Humanidad: No desconfiéis nunca de Dios. Su misericordia no tiene fin.
         Marcos recoge un grito dramático del crucificado: "¡Dios mío. Dios mío! ¿por qué me has abandonado?". Estas palabras pronunciadas en medio de la soledad y el abandono más total, son de una sinceridad abrumadora. Jesús siente que su Padre querido lo está abandonando. ¿Por qué? Jesús se queja de su silencio. ¿Dónde está? ¿Por qué se calla?
         Este grito de Jesús, identificado con todas las víctimas de la historia, pidiendo a Dios alguna explicación a tanta injusticia, abandono y sufrimiento, queda en labios del crucificado reclamando una respuesta de Dios más allá de la muerte: Dios nuestro, ¿por qué nos abandonas? ¿no vas a responder nunca a los gritos y quejidos de los inocentes?
         Lucas recoge una última palabra de Jesús. A pesar de su angustia mortal, Jesús mantiene hasta el final su confianza en el Padre. Sus palabras son ahora casi un susurro: "Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu". Nada ni nadie lo ha podido separar de él. El Padre ha estado animando con su espíritu toda su vida. Terminada su misión, Jesús lo deja todo en sus manos. El Padre romperá su silencio y lo resucitará.
         Esta semana santa, vamos a celebrar en nuestras comunidades cristianas la Pasión y la Muerte del Señor. También podremos meditar en silencio ante Jesús crucificado ahondando en las palabras que él mismo pronunció durante su agonía.

Sacado de la web http://www.luisaleman.es/evangelio.htm

Evangelio del domingo 31 de marzo

Para que podáis aprovechar los dibujos de Fano para las catequesis y vuestras reuniones, adelantamos el Evangelio del domingo de Resurrección.

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,1-9):

El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. 
Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto.»
Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.

Evangelio del domingo 24 de marzo

Este domingo comienza la Semana Grande de los cristianos. Por esto que celebramos en esta semana creemos y somos. Y después de 2000 años sigue siendo un misterio en el que todavía podemos adentrarnos para conocer más a Dios y qué es lo que quiere de nosotros, sus hijos. ¿Por qué la muerte como medio de salvación? ¿Por qué Dios se entrega a los hombres hasta ese extremo? ¿Era necesario tanto sufrimiento?
Y sólo podemos encontrar respuestas en la oración, en la meditación y en la entrega parecida a la de Jesús.
Y al final, el Gran Consuelo, la Gran Alegría: la resurrección, la victoria sobre la muerte, la eternidad junto a Dios padre y creador de todo. Desde luego, sigue siendo un misterio en el que atisbamos el amor de Dios, la felicidad, la esperanza y ser uno con Él. Merece la pena entrar en ese misterio.



Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas (22,14–23,56):

C. Llegada la hora, se sentó Jesús con sus discípulos y les dijo:
 
+ «He deseado enormemente comer esta comida pascual con vosotros, antes de padecer, porque os digo que ya no la volveré a comer, hasta que se cumpla en el reino de Dios.»
 
C. Y, tomando una copa, pronunció la acción de gracias y dijo:
 
+ «Tomad esto, repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé desde ahora del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios.»
C. Y, tomando pan, pronunció la acción de gracias, lo partió y se lo dio, diciendo:
 
+ «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía.»
 
C. Después de cenar, hizo lo mismo con la copa, diciendo:
 
+ «Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por vosotros. Pero mirad: la mano del que me entrega está con la mía en la mesa. Porque el Hijo del hombre se va, según lo establecido; pero, iay de ése que lo entrega!»
 
C. Ellos empezaron a preguntarse unos a otros quién de ellos podía ser el que iba a hacer eso. Los discípulos se pusieron a disputar sobre quién de ellos debía ser tenido como el primero. Jesús les dijo:
+ «Los reyes de las naciones las dominan, y los que ejercen la autoridad se hacen llamar bienhechores. Vosotros no hagáis así, sino que el primero entre vosotros pórtese como el menor, y el que gobierne, como el que sirve. Porque, ¿quién es más, el que está en la mesa o el que sirve? ¿Verdad que el que está en la mesa? Pues yo estoy en medio de vosotros como

jueves, 14 de marzo de 2013

Evangelio del domingo 17 de marzo




Lectura del santo evangelio según san Juan (8,1-11):

En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo, y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba.
 
Los escribas y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?»
 
Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo.
 
Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «El que esté sin pecado,

martes, 5 de marzo de 2013

Padrenuestro por FANO


Fano ha hecho un Padrenuestro que se ha impreso en tarjetas para los niños de Catequesis de iniciación de nuestra parroquia y quiere compartirlo con todos.


Evangelio del domingo 10 de marzo

Este domingo Jesús nos muestra la auténtica cara de su Padre, de Dios; su esencia: el amor total, infinito, sin condiciones, aún habiendo sido despreciado y humillado. Dios sale a nuestro encuentro sólo con que demos el primer paso, el de volverse hacia Su Casa. Este mensaje es esperanzador, pero a la vez, nos compromete. Porque Jesús nos dirá que tenemos que hacer como Él, que si nos llamamos sus discípulos, sus hijos, tenemos que seguir su ejemplo; y ahí la cosa se complica. Porque como el hijo pródigo, echamos muchas veces a Dios de nuestra vida, y así, si no está cerca, no podemos escuchar lo que nos dice, cómo nos ama, sentir su calor y protección. Difícil seguir su ejemplo.
Jesús nos dice que si volvemos todo será como antes, incluso mejor: una fiesta. También nos dice que tengamos cuidado y no seamos envidiosos de nuestros hermanos, que no juzguemos a Dios. Él es el dueño de la vid y decide a quién acoge, cuándo y cómo. Sólo podemos admirarlo y alegrarnos por los demás. Nosotros debemos alegrarnos como buenos hermanos. En fin, una de las parábolas que mejor nos muestra cómo es Dios y cómo siempre nos está esperando.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (15, 1-3.11-32):

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: «Ése acoge a los pecadores y come con ellos.» 
Jesús les dijo esta parábola: «Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: "Padre, dame la parte que me toca de la fortuna." El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, emigró a un país lejano

miércoles, 27 de febrero de 2013

Video "La fe vivimos"

Os dijimos hace poco que se había celebrado la I Jornada de Pastoral de la Fundación Diocesana de Enseñanza Sta. Mª de la Victoria. Pues aquí os deja el vídeo e himno de estas jornadas, hecho por Titina Suárez, que tiene mucho que ver con "El año de la Fe". Espero que le saquéis provecho.


Comentario al evangelio: Titina Suárez

Esta semana entra en el blog para compartir su visión del Evangelio, Titina Suárez. Titina es empleada de banca de 40 años, casada y con tres hijos. Siempre ha estado en su parroquia implicada como catequista y sobre todo en el coro y cantando en ParteDti donde despliega fantásticamente los dones que Dios le ha dado para propagar su mensaje a través de la música. Canta y compone también para la Fundación Santa María de la Victoria donde también sirve en su apostolado: campamentos, encuentros, congresos; cualquier momento saca de ella algo de su arte para Dios y los demás. Es una persona alegre, trabajadora, perfeccionista y su espiritualidad está ligada a la acción porque es muy activa, siempre está ideando algo para acercar un poco de Dios a los demás a través de teatros, musicales, canciones. Ella me recuerda una frase de Cortés: "Sólo los creativos se parecen a Dios".


Hay muchos teólogos y doctores de la Iglesia que han meditado y hablado sobre este precioso fragmento del Evangelio de Juan. Podríamos analizarlo desde la Historia, la rivalidad entre judíos y samaritanos, desde la actitud de los discípulos o de la samaritana…pero yo soy una enamorada de Jesús, así que voy a intentar ensalzar todas las verdades que sobre él y su mensaje se plasman en esta lectura.
El que se encuentra con Jesús ya no lo puede olvidar nunca, y estoy segura que no sólo la samaritana se hubiera quedado prendada.
“Todo un Dios hecho hombre”. Jesús se nos presenta en su faceta más humana, llega a una ciudad “fatigado”. Él también sufría,

Evangelio del domingo 3 de marzo

Como ya sabéis, la Cuaresma es tiempo de ser catecúmeno, de volver a iniciarse en las enseñanzas de Jesús y la Iglesia. Por esto, la Iglesia permite en este periodo elegir lecturas diferentes a las del ciclo en curso por otras más catequéticas. En mi parroquia se leerá este domingo el pasaje de la Samaritana, por eso la lectura y el dibujo de Fano son de este pasaje.
Lo siento por los que esperabais la lectura del ciclo C pero Fano sigue el calendario local.

En este pasaje Jesús nos enseña una vez más que su mensaje es para TODOS incluso para los que creemos que no lo merecen, los "malos", los "enemigos", los "impuros". Jesús da otro giro al judaísmo y plantea un dios universal de todos y para todos. Ningún pecado es demasiado grande para Él, sólo quiere que tengamos sed de Él, que se lo digamos, que nos sintamos pequeños y que anhelemos lo que tiene para nosotros: UN AGUA QUE SACIA  para siempre, VIDA en abundancia, de la de verdad; no la de los anuncios. Quien se acerque a Él nunca más necesitará nada, sólo Él basta y sobrará.

Jn 4, 5-42

Llegó a una ciudad de Samaría llamada Sicar, cerca de las tierras que Jacob había dado a su hijo José. 
Allí se encuentra el pozo de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se había sentado junto al pozo. Era la hora del mediodía. 
Una mujer de Samaría fue a sacar agua, y Jesús le dijo: "Dame de beber". 
Sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar alimentos. 
La samaritana le respondió: "¡Cómo! ¿Tú, que eres judío, me pides de beber a mí,

miércoles, 20 de febrero de 2013

Asignatura de Religión: una María

Acaban de terminar Las I Jornadas de Pastoral de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria en las que Fano ha desarrollado un taller con el título "Asignatura de Religión: una María" sobre esta asignatura de la que él ha sido maestro varios años. 
No os lo perdáis porque no se ha hablado de otra cosa durante días. Como siempre, estuvo sensacional.
Os dejamos el vídeo del taller y el enlace por si queréis saber más sobre la Fundación

http://www.fdevictoria.es/


Fano y el Papa

Con motivo del anuncio del Papa de dejar su cargo, Fano nos envía este dibujo en homenaje al que ha servido durante estos años a la Iglesia



Evangelio del domingo 24 de febrero

El Evangelio nos habla de quien es Jesús y qué hace. Jesús aparece entre los representantes de la Ley y los Profetas, éstos le dan legitimidad, le dicen a los apóstoles que Él es Hijo de Dios. Ésto sucede justo antes de  llegar a Jerusalén, donde será crucificado. Los apostolés comparten su grandeza, ese cachito de cielo de ese momento y no piensan en otra cosa que en su disfrute, en quedarse allí. Pero Jesús les dice que "eso" hay que compartirlo con todos, con el mundo, que hay que bajar, ir a Jerusalén para estar con el hombre al cien por cien, incluso en el sacrificio máximo para mostrarnos que Dios nos ama hasta dar su vida humillada; para que viendo la Cruz nunca más nos sintamos solos en dolor. Ese es nuestro dios, el que elige entregarse aunque ello signifique morir. Eso es AMOR.
Entre otras cosas, esto nos cuenta la lectura: Soy Dios, vedlo; y me entrego por vosotros


Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,28b-36):

En aquel tiempo, Jesús cogió a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto de la montaña, para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían

jueves, 14 de febrero de 2013

Evangelio del domingo 17 de febrero

Este domingo el Evangelio nos recuerda que tenemos elección a la hora de hacer las cosas. Jesús tuvo que elegir cómo iba a llevar a cabo su mesianismo: si desde el poder, desde la fama, desde la efectividad, desde los criterios humanos o desde abajo, desde la pobreza... Jesús elige que el camino es cambiar el corazón de cada persona porque con ello cambiarán las estructuras y el mundo.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (4,1-13):

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y, durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre. 
Entonces el diablo le dijo: «Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.» 
Jesús le contestó: «Está escrito: "No sólo de pan vive el hombre".» 
Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo: «

Comentario al Evangelio: Sofía Pérez

Sofía es enfermera y profesora de instituto, casada y madre de una hija. Su vida como cristiana está muy ligada desde siempre a las misiones para quienes ha colaborado muy activamente, incluso ahora que está más limitada por su maternidad y el tiempo. También ha sido catequista y tiene una espiritualidad muy profunda y fiel. Es una persona de esas de las que habla El Señor "por sus frutos los conoceréis".
Esta es la reflexión que nos deja sobre el Evangelio de esta semana.



Este domingo es el 1º del tiempo de Cuaresma, es un tiempo de preparación que nos levanta la cabeza para mirar hacia la Pascua. En este proceso de llegar hasta la Resurrección nos encontramos con esta lectura en la que el Señor es tentado en el desierto.

¿Quién es y dónde está el diablo que nos tienta? No tengo la respuesta, es cierto que algunas veces parece que nos ronda porque la vida se torna gris, y se mete en medio de nuestras conversaciones con Dios, otras veces nuestra vida está llena de Dios, de armonía, de paz y felicidad, y no queremos escuchar al demonio tentador. Es tan sutil el demonio que puede a veces parecer que hacemos lo correcto y seguimos el camino recto sin darnos cuenta que vamos camino de nuestro particular infierno.

Como al Señor en el desierto el demonio se manifiesta y nos tienda de tres maneras distintas:
Primera tentación: “Dile a esta piedra que se convierta en pan… no solo de pan vive el hombre”. Vivimos rodeados de seguridades, no queremos que nos falte el pan; todos los días me pregunto si tendré algún día un coche mejor, si podré tener un ordenador pequeño de última generación, si podré hacer viajes maravillosos, todos los días me pregunto por todo esto, y me pregunto yo este día, ¿qué día me voy a preguntar cuándo tendré a Dios, cuándo viviré en el Señor y para el Señor?

Segunda tentación: “Te daré el poder y la gloria si te arrodillas delante de mí… al Señor tu Dios adorarás”. Es un sentimiento tan humano

jueves, 7 de febrero de 2013

Descárgate el ABECEDARIO de FANO

Fano constantemente está haciendo recordatorios o invitaciones de bautizos, bodas, comuniones, aniversarios... y con su creatividad usa muy diversos materiales: papel, cartón, cartón de proyecto, rafia, cintas; francamente, no os podéis ni imaginar...
Lo último que ha ideado para el bautizo de su hija es un abecedario con el que se puede formar cualquier nombre y que sirva para toda ocasión. Me dejó unos ejemplos que ahora os pongo. Salió de él que lo publicáramos en el blog y que cualquiera pudiera usarlo. Pues bien, allá va...

 
     
 
 

Si os fijáis, él ha puesto un fondo con oraciones de niño, pero aquí entra en juego la creatividad de cada uno. Pincha en cada enlace de abajo y DESCÁRGATELAS

Abecedario a color

Abecedario en blanco y negro

martes, 5 de febrero de 2013

Campaña de Manos Unidas

Este año la campaña de Manos Unidas gira en torno a la igualdad entre hombres y mujeres como motor de crecimiento económico y social de los paíse en vías de desarrollo. Y es que las mujeres todavía no han accedido a la educación o no son libres para decidir su futuro. Pincha en imagen y entra en manosunidas.org y entérate de la campaña y colabora. Además os dejamos el vídeo que promociona la campaña







Evangelio del domingo 10 de febrero

Esta semana el Evangelio nos recuerda cuál es el encargo de Jesús a los que nos llamamos sus discípulos: LLAMAR A OTROS Y PRESENTARLES A JESÚS. Lo demás es cómo hacerlo (que también es importante) y lo que conseguiremos con ello: LA FELICIDAD.
El Evangelio nos muestra que no siempre vamos a conseguir lo que luchamos, pero que si tenemos a Jesús en nuestra barca y creemos a pesar de las contrariedades, moveremos montañas y pescaremos donde nadie lo hizo; y seremos testigos de cosas increíbles y de milagros asombrosos.
Merece la pena pescar como nos pide Jesús.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (5,1-11):

En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios, estando él a orillas del lago de Genesaret. Vio dos barcas que estaban junto a la orilla; los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente. 
Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Rema mar adentro, y echad las redes para pescar.»
Simón contestó: «Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes.» 
Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan

miércoles, 30 de enero de 2013

Comentario al Evangelio: Nacho López

Nacho López tiene 35 años, es padre de dos hijos y trabaja como maestro de PT en un instituto. Ha estado en grupos de catequesis desde niño y siempre se ha caracterizado por su buen humor y simpatía. Con su guitarra y su ingenio ha animado reuniones, campamentos, fiestas, hasta hoy. Siempre dispuesto a ayudar y a aportar. Pero además, es una persona profunda, con una espiritualidad fuerte, trabajada muchas veces en el desierto (como muchos, ¿no?) que te abre los ojos con un punto de vista en el que no habías caído. Es un gustazo estar con él porque siempre te vas con buenas sensaciones.
Hoy comparte con nosotros ese punto de vista del que os hablaba sobre el Evangelio de esta semana.


Jesús se presenta entre los "suyos", los que lo han conocido durante mucho tiempo, como "el Enviado".
Pero esto para ellos, para nosotros, que

martes, 29 de enero de 2013

Evangelio del domingo 3 de febrero

Esta semana vemos a Jesús hablando en su tierra, donde le conocían... o no. Muchas veces creemos que conocemos a Jesús y no ahondamos lo suficiente en su Vida y su Palabra. Siempre está por descubrir porque Él es el rey de lo nuevo. Y Jesús nos dice que sus criterios son diferentes a los nuestros, que elige a quien menos te esperas por lo que cualquiera, independientemente de raza, religión, condición social, de tu gusto personal, es TU HERMANO.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (4,21-30):

En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga: «Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.»
Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?»
Y Jesús les dijo: «Sin duda me recitaréis aquel refrán: "Médico, cúrate a ti mismo"; haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún.»
Y añadió: «Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio.»
Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

Fano nos ayuda con este dibujo





martes, 22 de enero de 2013

Evangelio del domingo 27 de enero

El Evangelio de esta semana es:

Lectura del santo evangelio según san Lucas (1,1-4;4,14-21):

Excelentísimo Teófilo: Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros, siguiendo las tradiciones transmitidas por los que primero fueron testigos oculares y luego predicadores de la palabra. Yo también, después de comprobarlo todo exactamente desde el principio, he resuelto escribírtelos por su orden, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.
En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza de] Espiritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan. Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: «El Espíritu del Señor está sobre mi,

jueves, 17 de enero de 2013

Comentario al Evangelio: Mª Jesús Díaz (Mimí)

Mimí quiere compartir con nosotros lo que ha reflexionado del Evangelio de esta semana. Mimí es maestra de PT, madre de dos hijos mellizos, tiene 40 años. Desde siempre ha estado ligada a su parroquia siendo catequista, ayudando a grupos de jóvenes, o con diferentes responsabilidades en la comunidad. Es una cristiana fiel, que tiene a Cristo como un apoyo firme que la ha sostenido en los momentos más duros que ha soportado. Es alguien con quien siempre puedes contar y tiene una voluntad férrea. Además de una espiritualidad honda, trabajada y formada.


Para mí la frase central de esta lectura es "Su madre dijo: haced lo que Él os diga". María conoce a su hijo como todas las madres sabemos de los nuestros, pero en ella hay más, además de ese amor hondo y profundo que tenemos las madres, en ella hay fe total y absoluta en la Vida que viene de la mano del Hijo de Dios.
 
María da ejemplo una vez más de seguimiento a Dios sin condiciones. “Haced lo que Él os diga” es una muestra de confianza ciega de Dios en nuestros días, nuevamente su fe es un ejemplo a seguir para todos nosotros.
 
Primero, la oración, el diálogo con Jesús: “le dijo: «No les queda vino.»”; después, la escucha: “Jesús le contestó…” y, finalmente, la acción, la confianza en Él. Hagamos lo que nos dice.



miércoles, 16 de enero de 2013

Evangelio del domingo 20 de enero

Este domingo vamos a ver cómo Jesús empieza su vida pública, es decir, hacia los demás. Y empieza porque se lo pide su madre. En ésto vemos dos cosas: una, que si pedimos, recibiremos; y otra que María cuida de nosotros y que nos ofrece a Jesús para lo que nos haga falta. María empieza a mostrarse como la Intercesora predilecta, por eso la Iglesia le reza con insistencia, para que interceda por nosotros ante Dios.
Por otro lado, vemos a Jesús que participaba de los acontecimientos sociales cotidianos de su época, es cercano, está presente, no sólo espiritualmente, sino también en la amistad, en lo sencillo, en lo diario. Y creo que así debemos hacer nosotros: llevar a Jesús a lo diario, a nuestros asuntos, que esté presente.
Resulta que no tienen vino, que a menudo simboliza en la escritura el espíritu, la alegría. Jesús ofrece vino nuevo y ése es el mejor. Porque con Jesús empieza lo nuevo, llega el Vino Nuevo a esta fiesta. Porque con Jesús, lo mejor, siempre está por llegar.

Lectura del santo evangelio según san Juan (2,1-11):

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.
Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: «No les queda vino.»
Jesús le contestó: «Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.»
Su madre dijo a los sirvientes: «Haced lo que él diga.»
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dijo: «Llenad las tinajas de agua.» Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les mandó: «Sacad ahora y llevádselo al mayordomo.» 
Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: «Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.»
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.

Fano lo ve de la siguiente manera:




miércoles, 9 de enero de 2013

Comentario al Evangelio: Agustín Ortega (Poe)

Esta semana es Poe quien va a compartir con nosotros su reflexión sobre el Evangelio. Poe es un profesor de secundaria en colegios de la Diócesis de Málaga, además es el responsable del movimiento de jóvenes de la fundación que los aglutina. Es catequista desde hace muchos años y pertenece al coro de su parroquia, donde toca la guitarra. Pertenece a la comunidad María de Nazaret y al grupo de canción cristiana ParteDti donde toca, canta, compone y edita. Es padre de tres hijos. Es un cristiano con una espiritualidad profunda y arraigada que permanentemente está en búsqueda de ser mejor, y sobre todo de comprender mejor a Dios. Es servicial, paciente y reflexionar con él sobre Dios es empezar un camino que no sabes donde acaba. Junta sus dos pasiones, Dios y la música, en el grupo ParteDti, porque dice que la música le acerca a Dios.
Su impresión sobre el Evangelio de esta semana es ésta:

Parece este pasaje un cuadro que representa toda la grandeza del misterio de Amor entre Dios y los hombres, es como si el Evangelio tomase una fotografía estudiada y preparada en donde se concentrara  toda la historia de la salvación.

Por un lado, Juan el Bautista y su pueblo, en espera, en la conversión, en la oración, en el bautismo por el agua; por otro Dios Padre Todopoderoso; y en el foco de atención, Jesucristo.

El momento es el preciso instante en el que Dios señala a su Hijo, también bautizado con agua, como el amado y predilecto. Desde entonces, “Él nos bautizará con Espíritu Santo y fuego”.
Y se abrieron los cielos, como un gesto del grandioso Dios del Antiguo Testamento, para  que el Espíritu Santo, en forma de paloma, en una poética figura de paz, mansedumbre  y esperanza, descendiera como signo de la nueva y definitiva Alianza.

Dios hecho hombre, junto con los hombres, inclina su cabeza para recibir el bautismo de Juan, con el agua, como vehículo purificador, para bendición y vida nueva. El mismo Dios que creó el cielo y la tierra, se deja, en medio de los hombres, bautizar. De nuevo, la grandeza de Dios, convertido en “pequeño y pobre”, como nos recuerda Brotes de Olivo en una hermosa canción. Este es el misterio de su Amor incondicional, por encima de todo límite.

El bautismo requiere un gesto de humildad, de querer transformar la vida en una vida nueva, de lavar y dejarse lavar. ¿Quiero transformar realmente mi vida? ¿Quiero dejarme amar por Dios plenamente?

En la instantánea que nos narra el Evangelio, vemos a Dios-con-los-Hombres,  si tuviera que hacer un cuadro de mi relación con Dios, ¿cómo lo imaginaría? ¿qué momento? ¿quiénes estarían en esa escena?

Oración: Señor, que se cumpla tu Palabra, purifícame con el fuego de tu Espíritu Santo, y transfórmame en tu amor.

Evangelio del domingo 13 de enero

Este domingo el Evangelio es:

Lectura del santo evangelio según san Lucas (3,15-16.21-22):

En aquel tiempo, el pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede

viernes, 4 de enero de 2013

Comentario al Evangelio: Pedro Pabón

Pedro es un profesor de historia de instituto de unos 37 años. Ligado a su parroquia desde adolescente tanto en Almendralejo (Badajoz) como en Málaga. Pasó por el seminario diocesano para discernir si ese era su camino. Gran observador y conversador, con un don claro de inteligencia y memoria, que pone siempre al servicio dando charlas compartiendo todo su saber, que es muchísimo, abriendo los ojos y la mente a los que menos sabemos. Tiene un humor excepcional y una visión de las cosas muy clarividente. Ésta es su visión del Evangelio de esta semana.



Epifanía: manifestación. Para los antiguos los dioses, y sus elegidos los reyes, se
manifestaban con  gloria, esplendor y poder. Dios niño se manifiesta en la pobreza y 
humildad de una virgen que da a luz en un establo.

El evangelio de esta fiesta nos presenta dos actitudes ante Cristo que nace.

Los magos. Sacerdotes de la religión persa del fuego. Paganos. Excluídos del pueblo elegido. Malditos de Dios. ¿Qué hacen? Ponerse en camino, buscar, preguntar... y cuando encuentran, dejarse envolver por el misterio y adorarlo.

Herodes y los sacerdotes judíos. Los santos. Los puros. Los elegidos. Los propietarios de Dios y su palabra. ¿Qué hacen? Asustarse, verse en peligro, tramar asesinatos de inocentes para poner a salvo su estatus y su poder.

Miremos a nuestro corazón. ¿Dónde nos reconocemos? ¿Qué actitud adoptamos ante el misterio de Cristo que nace? ¿Qué sentimos? ¿Qué vamos a hacer?