miércoles, 14 de noviembre de 2012

Evangelio del domingo 18 de noviembre

Jesús nos invita esta vez a estar atentos, a ser contemplativos con lo que nos rodea, a ver la acción de Dios en cada cosa, desde la más pequeña hasta la más grande; porque Él está cerca, porque está en todo eso. Y además nos dice que somos elegidos. Y ésto debería alegrarnos enormemente, pero a la vez, debe responsabilizarnos.
En este mundo cada vez más egoísta, somos nosotros los que hemos sido elegidos para poner en práctica el plan de Dios para el mundo. Empecemos por ESTAR ATENTOS.

Lectura del santo evangelio según san Marcos (13,24-32):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte. Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas,
deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.»


Y Fano nos dice: : "Conectados a tu palabra: red  invisible inalámbrica, máxima cobertura, tarifa plana, 0 € minuto".





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.